miércoles, 19 de septiembre de 2007

El distrés, que no es lo mismo que decir tres....

Los seres humanos cada vez experimentamos con mayor crudeza los efectos del distrés, una forma muy noviva de estrés que acorta nuestras vidas porque daña nuestro sistema inmunitario; merma nuestra energía porque genera en nosotros una resistencia innecesaria, y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.
Este empobrecimiento de nuestros recursos personales afecta de manera my honda a nuestra capacidad para obtener resultados valiosos en la vida.
A pesar de los tiempos turbulentos en los que vivimos, en nuestro interior posemos recursos insospechados, y que si no los vemos, no es porque carezcamos de ellos, sino, porque primero tenemos que eliminar los múltiples filtros que los tapan.

En nuestras hormonas, en nuestra respiración contamos con una cantidad enorme de recursos para evitar el pánico cuando nos enfrentamos a situaciones de gran riesgo y dificultad, también tenemos una cantidad enorme de recursos en nuestro espíritu, una parte de nuestro ser que puede ayudarnos a conservar la fuerza, la ilusión y la alegría en momentos en lo que todo se hace muy cuesta arriba.

Mantengamos la mente abierta y exploremos en nosotros esa capacidad para generar nuevas posibilidades de crecimiento y abundancia en nuestras vidas y en las de todas aquellas personas que nos rodean.

No hay comentarios:


almuerzo con los colegas...jajaj

fotos de momentos especiales

The Neverending Story

Loading...

el Carmona y el Alejandro

Loading...

Archivo del blog

Seguimos queriendo ser como niños

Seguimos  queriendo ser como niños
Rob Gonsalves

El rojo....que bien te sienta

El rojo....que bien te sienta

Mahler sinf nº 5

Loading...